Carta de un escritor advenedizo a Eduardo Halfon en la cual Fedor Dostoievski responde a todas las preguntas bañado en lagrimas